Un consejo de Stephen Dedalus


Si puedes poner los cinco dedos a través de ella, es una verja, si no, una puerta. Cierra los ojos y mira.
James Joyce, Ulises, Capítulo III.

No hay comentarios: