Libertad

Me quedé pensando en algo que puse en la respuesta al comentario de mi madre en mi entrada anterior: que acá (en mi blog) soy totalmente libre, que las únicas reglas que hay las impongo yo (no quejarme, hablar de cosas lindas, etc), que es super estimulante por lo fácil que es armar un blog y porque escriba lo que escriba con sólo hacer clic! está disponible para quien pase y lo lea, y eso resuelve tantos problemas de aspirantes a escritores que tienen que lidiar con editoriales o dejar todo en sus cajones... sobre todo me quedé pensando en la LIBERTAD. Cuánto hace que no siento que pueda aplicar esa palabra a algo de mi vida, más bien lo que siento mucha veces es la opresión, la limitación de posibilidades. Y aunque me digo que en el fondo elijo, que siempre elijo, que siempre hay otros caminos aunque a veces no los veamos, a primera vista a veces sólo se ve un encasillamiento. Y de golpe me di cuenta de que acá soy libre, muy libre, totalmente libre; libre en un espacio nuevo para explorar y explorarme, para saber hasta dónde quiero llegar o qué quiero hacer, libre como Nino Bravo (en homenaje a Obnebur). Siento que si nos apropiamos de la libertad que tenemos, sea pequeña o grande, si la encarnamos y la defendemos y la ensanchamos, cada vez sentiremos más libertad en más planos de nuestra vida. Hoy vi la luz, fue uno de esos chispazos mágicos en los que siento que vislumbro una forma de estar en el mundo mucho más plena y sabia, más pacífica y potente. Ya viví así en el pasado pero perdí el hilo, me perdí, hace años, y ahora estoy intentando recuperarme.
Es una sensación física, la recuerdo en el cuerpo: si logro ubicarme en otro plano, las miserias del mundo ya no me influyen, yo estoy permanentemente en contacto con otra cosa, alimentándome. Sé que puedo volver a sentir esto. Creo que este blog y la literatura me ayudan reencontrarme.

Una conversación con Manuel

–Bueno, vamos a hacer una prueba, ¡una prueba científica!
–Sí, porque yo, cuando sea grande, voy a ser científico.
–¿Síiii?
–Científico, inventor y músico.
–¡Qué bueno! Podrías inventar instrumentos musicales.
–Yo sé cómo inventar una trompeta: pongo cobre y zinc, flexible y duro, en un vaso de agua, y lo mezclo con una cuchara..., no; pongo cobre y zinc, flexible y duro, en un vaso sin agua, el zinc lo corto en pedacitos con una sierra de cortar metales duros, y el cobre lo corto en pedacitos con una tijera, los mezclo, y hago una trompeta.
–¿Y cómo le das forma de trompeta?
–Con un molde. Pongo cobre y zinc en el molde, le pongo la tapa al molde, espero 60 segundos a que se enfríe, y cuando saco la trompeta la pinto del color de la trompeta, que es amarilla.
–¡Qué bien Manuel! ¡Ya sabés cómo fabricar una trompeta vos solo!

Agua de río

Agua de río, agua fluyendo, ruidito de agua que corre, el mejor sonido en muchas ocasiones. Agua que no se detiene nunca y no avanza sin rellenar antes todos los huecos (como dice el I Ching). Desde que grabé el mar tengo ganas de incluir el agua de río, tan distintos sus sonidos, sus movimientos, sus colores, sus sabores.
Estos videitos los grabé hace un mes y medio junto con algunos más, tenía pendiente subirlos.

video
video
video

Cerezas y pájaros

Logramos rescatar un buen pilón de cerezas de los pájaros y de la lluvia, y están deliciosas! El año pasado casi no había cerezas, y este año hay muchísimas. Hector (que se dedica a las plantas) nos dijo que hay árboles que dan un año sí, el otro no. Será así el nuestro, qué sé yo.

Gracias a las cerezas el jardín está más lleno de pájaros que nunca, se meten el miedo en el bolsillo y se lanzan sobre las frutas. Hace rato que tengo en la cabeza que quiero escribir acá sobre los pájaros, pero va pasando el tiempo y no lo hago (tengo un par de cosas más en mente que nunca escribo). Me encantan los pájaros, me encanta que haya pájaros en el jardín, cerca de mí. Me gusta escuchar cantar a los pájaros, me parece una delicia, un privilegio. Extraño comentario, ¿no? pero se entiende sabiendo que viví los primeros 36 años de mi vida en Buenos Aires y ahí escuchar un pájaro es casi un milagro (se escuchan y se ven palomas, pero no tienen un canto muy llamativo que digamos). Acá aprendí a reconocer las urracas, que no tienen un canto muy interesante tampoco pero de vista sí que me gustan. Y en Girona había muchas gaviotas, aunque no esté al lado del mar. Gaviotas adaptadas a tierra, revoloteaban sobre el matadero.

En fin, volviendo a los pájaros que son chiquitos y cantan tan lindo, que caminan con saltitos y se escapan apenas nos movemos para verlos mejor, que se apoyan en una rama delgada y asombra que puedan sostenerse ahí, que se quedan un ratito y después se van volando a otra rama, a otro árbol, a otro jardín, me despiertan mucha ternura y me gustan mucho. Como no puedo acercarme a ellos porque se escapan, disfruto cuando los oigo; además sus cantos me parecen una música maravillosa. Sólo imaginar acariciar a un pajarito parece una utopía, nunca vi un pajarito que se acerque sin desconfianza, menos aún que se deje tocar. Y al mismo tiempo son lo más tierno que hay. Tal vez por esto cuando Manuel se acurruca encima mío le digo que parece un pajarito. Desde que es bebé cuando lo abrazo y lo envuelvo con una manta o sólo con mis brazos le digo que "hacemos nidito", y él me lo pide así, todavía ahora, que quiere "nidito", aunque con sus patas largas cada vez resulta más difícil abarcarlo. Cuando se cuelga de mí o se me trepa le digo que parece un monito en la rama, o sobre mamá mona. Zoologías familiares.

Construcción esdrújula brasileña

La canción esdrújula de Chico Buarque

Construção

(Chico Buarque)

Amou daquela vez como se fosse a última
Beijou sua mulher como se fosse a última
E cada filho seu como se fosse o único
E atravessou a rua com seu passo tímido
Subiu a construção como se fosse máquina
Ergueu no patamar quatro paredes sólidas
Tijolo com tijolo num desenho mágico
Seus olhos embotados de cimento e lágrima
Sentou pra descansar como se fosse sábado
Comeu feijão com arroz como se fosse um príncipe
Bebeu e soluçou como se fosse um náufrago
Dançou e gargalhou como se ouvisse música
E tropeçou no céu como se fosse um bêbado
E flutuou no ar como se fosse um pássaro
E se acabou no chão feito um pacote flácido
Agonizou no meio do passeio público
Morreu na contramão atrapalhando o tráfego

Amou daquela vez como se fosse o último
Beijou sua mulher como se fosse a única
E cada filho como se fosse o pródigo
E atravessou a rua com seu passo bêbado
Subiu a construção como se fosse sólido
Ergueu no patamar quatro paredes mágicas
Tijolo com tijolo num desenho lógico
Seus olhos embotados de cimento e tráfego
Sentou pra descansar como se fosse um príncipe
Comeu feijão com arroz como se fosse o máximo
Bebeu e soluçou como se fosse máquina
Dançou e gargalhou como se fosse o próximo
E tropeçou no céu como se ouvisse música
E flutuou no ar como se fosse sábado
E se acabou no chão feito um pacote tímido
Agonizou no meio do passeio náufrago
Morreu na contramão atrapalhando o público

Amou daquela vez como se fosse máquina
Beijou sua mulher como se fosse lógico
Ergueu no patamar quatro paredes flácidas
Sentou pra descansar como se fosse um pássaro
E flutuou no ar como se fosse um príncipe
E se acabou no chão feito um pacote bêbado
Morreu na contra-mão atrapalhando o sábado

(1971)





video desenvolvido para disciplina de producao da imagem em movimento 1, do curso de design da udesc. autores: alexandre passold e daniela souto. imagens capturadas na internet, autores anônimos e sebastiao salgado. música: chico buarque (1971).

Lluvia con sol II

Quería ponerlo en la entrada de ayer y al final no lo puse porque me disgregaba el relato, pero por supuesto al ver lluvia con sol inmediata mente vino a mí la canción del guruguayo, y puse su disco. Busqué algún videíto del tema en You Tube como para incluirlo acá pero de momento no lo encontré, y todavía no entendí cómo poner música sin video en el blog. Las palabras sueltas no son lo mismo que con la música....

Dijiste que lloverá
Todo un aaarte y sin embargo
Se están burlando de vos
Se burlan de vos
Y tu mirada es

Tu mirada sigue siendo iguaal
Lluvia con sol

Anunciaste tempestad

Vieja ciencia y sin embargo
Se están riendo de vos
Se ríen de vos
Peero ni los ves
Y eso es lo que nunca entenderé-e
Que no oigas su voz

Por qué has dicho

Esas frases
Claras
Quién te laaas enseñó

Dijiste que lloverá
Las nubes pasan y sin embargo
Estoy dudando de vos
Dudo de vos
Maas aquí está
Ya está aquí la tempesta-ad
Lluvia con sol.

Jaime Roos


Por fin encontré cómo subir música sin imagen! Acá está la canción del guruguayo, nomás:

A pedido de Obnebur...

Lista pública de palabras esdrújulas, para disfrute de sus amantes, quien quiera aportar que aporte:

romántico, magnético, bucólico, artístico, albóndiga, hemofílico, estrépito, chiripitifláutico, odontológico, filosófico, eufemístico (contribución de Obnebur)
ábaco, ópalo, héroe, ídolo, déficit, tómatelo, éxtasis, páncreas, océano (contribución de Obnebur)
caléndula, prismática, retórica, pletórica, crisálida, cromática, pública,
nítida, límpida, prístina,
brújula, rúcula, esdrújula, mayúscula, minúscula, aurícula, vesícula, retícula, película, partícula, ridícula, mácula;
fenómeno, climático, caótica,
acústica, numismática, música, onomástica, rúbrica, románico, gótico, visigótico, idiosincrático, pantagruélico, ortopédico, archipiélago, basáltico, monolítico, micénico, cantábrico, arábigo, escénico, vigésimo, enésimo, décimo, milésimo, quincuagésimo y etc,
anémona, acérrimo, paupérrimo, utópico, misógino,
andrógino (Obnebur)
intrépido, fantástico,
nitrógeno, hidrógeno, oxígeno (contribución de Manuel)
trágico,
esperpéntico, olímpico, filatélico (Obnebur)
teleférico, amoníaco, macarrónico,
Méjico (Obnebur)
laberíntico, exótico,
Antártida (Obnebur)
sábana,
sándalo (Obnebur)
sánscrito,
semántica (Obnebur)
sintáctico, sinóptico, geográfico, geológico;
lógico (Obnebur)
biológico,
zoológico, químico (Manuel)
alquímico (Obnebur)
telescópico, microscópico, óptica (Obnebur)
macroscópico (Manuel)
cínico, irónico,
crótalo (Obnebur)
benéfico, maléfico,
pérfido (Obnebur)
víscera, última, penúltima, antepenúltima,
púlpito (Obnebur)
pálpito,
cálculo (Obnebur)
cándido, máximo,
mínimo (Manuel)
flemático, emblemático, balsámico, América, Índico, Atlántico, Atlántida, Copérnico, cáustico, casuística, armónico, muriático,
lisérgico (Obnebur)
filólogo, egiptólogo, decálogo, decágono, pentágono, polígono, monótono, insípido, álgebra, matemática, cavernícola, prehistórico, histórico, higiénico, rústico, fétido, carismático, máscara, cántaro, molécula, círculo, cósmico...
única, pródigo, sólido, mágica, tráfico, príncipe, máquina, próximo, tímido, lágrima, sábado, náufrago, pájaro, fláccido (contribución de Chico Buarque)
pináculo (contribución de Martín)
frígida, Brígida (Obnebur)
antipirético, macrobiótico, pústula campánula, vírgula, cenáculo, gráfico, apoteósico, polifónico, sinfónico, calórico, simpática, antipática, empática, antropológica, rémora, botánica, mecánica, física, Júpiter, satélite, monástico, monosilábico, cuadrúpedo, violáceo, energúmeno,
espéculo, espátula, asiática, ciática, amazónico, monzónico, retrógrado, telúrico, folklórico, modélico, robótico, informática, atávico, fábula, anécdota...
supersónico, partícula, telefónica (Manuel)
micénico, jurásico,
sónico, osmótico, estúpido (Obnebur)
tarúpido,
armónica (Manuel)
Mónica (Obnebur)
meteórico, burocrático,
Andrómeda, Arquímedes, Arístides, Aristóteles, Artistófanes, Termópilas, Eurípides, Empédocles, Penélope, Telémaco,
Andrómaco, láudano, (Obnebur)
bárbaro, canícula,
Calígula, arsénico (Obnebur)
errático, Báltico,
Pacífico (el océano), océano (Manuel)
antípoda, empréstito, crédito, Cárpatos (Obnebur)
isósceles,
esférico (Obnebur)
perímetro,
centímetro (Manuel), quilómetro (Obnebur), milímetro (Manuel)
patético, narcótico (Obnebur)
hispánica (Manuel)
páprika...
neófito,
cúpula (Manuel)
cópula, lúpulo (Obnebur)
Coppola
vírgula, prímula, pústula (¿ya la puse?)
benemérito,
palmípedo, cuadrúpedo, bípedo (Obnebur)
monóculo, binóculo,
paráfrasis, análisis, oxímoron (Obnebur)
bisílabo, monosílabo, monosilábico, Verónica,
rédito (Obnebur)...


.... y suma y sigue.

Lluvia con sol

Esta primavera caótica y destemplada (pero no por eso menos interesante) hoy nos regaló un fenómeno climático inusual: lluvia con sol. (No hacía falta poner la palabra climático en la frase anterior, pero me gusta porque es esdrújula, y encima se juntó con fenómeno: dos esdrújulas juntas, ¡hurra!)

Primero hubo llovizna bajo un cielo con algunas nubes y nubarrones pero también celeste justo sobre nuestra casa, y después un buen chubasco de verano, de goterones contundentes, cayendo con fuerza bajo el sol imperturbable.

Salí corriendo, primero sin nada, pero a los dos pasos volví a casa para agarrar un paraguas; y de nuevo salí al aire libre a pescar arcoiris. Me quedé en medio de la calle, bajo el diluvio, oteando el cielo para todos lados, buscando. Suerte que a esa hora la calle está más vacía que nunca, todos en sus casas comiendo (más aún con la lluvia) y nadie se extrañó por mi actitud. No encontré ningún arco iris y se empezó a quemar nuestra comida, así que abandoné la búsqueda.

Ahora llueve sin sol. Una lluvia suave y tranquila que cae sobre la tierra como una caricia, casi inaudible, casi invisible, pero presente y sanadora.

Nuevos placeres

Liz, la holandesa del grupo de música country en el que toca Rubén ahora, en su segunda venida a casa nos trajo dos regalos: una hamaca paraguaya y un frasco de Pindakaas naturel. ¡Siempre quise tener una hamaca paraguaya a mi disposición, y nunca se me había dado! Liz, en su primera visita, miró el cerezo de nuestro jardín y dijo “Este árbol tiene muchas posibilidades”, y prometió la hamaca. Y en su segunda venida dijo “Lo prometido es deuda”. Para sacarnos las ganas hoy la instalé provisoriamente entre el cerezo y el olivo, instalación provisoria porque el olivo no tiene tantas posibilidades como el cerezo, por decirlo en términos de Liz, es decir es pequeñajo y no puede aguantar nuestro peso. Pero por hoy la usamos ahí, y ¡qué placer! Más todavía porque a la mitad de la primavera el tiempo se puso prácticamente veraniego, así que balancearse suavemente en la hamaca en la torridez del mediodía tardío mirando las ramas del cerezo sobre nuestras cabezas me resultó sublime. Manuel ultracontento con la hamaca, demostrando que la predisposición a la farchota es de origen genético.

El segundo regalo es un frasco de vidrio de buen tamaño, con un contenido marrón y cremoso y una etiqueta escrita sólo en holandés. Cuando la miré a Liz con asombro, explicó: “crema de cacahuete” (es decir de maní). Le pregunté si no lo quería ella y me dijo que su primo le había traído 8 potes. A la hora de la merienda Manuel y yo nos dedicamos a inspeccionar el frasco. Le conté a Manuel que nunca había probado esto, que no tenía idea de qué sabor tenía, ni siquiera sabía si era dulce o salado, y me di cuenta de que en ese momento estaba igual que Manuel cuando lo animamos a probar algo nuevo; estaba ante una nueva virginidad, a punto de perderla. Abrí el frasco y probé una cucharadita despacio, y ¡me encantó! Por supuesto tiene gusto a maní, y no es ni dulce ni salado. Es cremoso, suave, y riquísimo. Le dije a Liz que me había encantado y me contó que cuando era pequeña siempre le pedía a San Nicolás (Papá Noel holandés) que le trajera una bolsa de mandarinas, un peluche y un frasco de Pindakaas para comerselo con el dedo. El uruguayo nos dijo que esto es la famosa mantequilla de maní de los yanquis, o sea que también existe ahí. La verdad, está genial.

Más allá de los placeres conseguidos, me encanta que alguien que recién conocemos nos trate tan bien!

¡Feliz día!

Felíz día del trabajador para todos los trabajadores, para los que lo son, los que lo fueron antes, los que por siempre llevan de estudiantes para toda la vida el corazón!

Hoy cumplo dos años de haber cambiado de trabajo, muy adecuadamente mi primer día en el empleo actual fue el día del trabajador, o sea que empecé no yendo a trabajar. Ojalá hubiera continuado así!

Dos frases de mi infancia:

El trabajo dignifica.
(todos saben quién fue el sabio, no? quiero decir, los argentinos de mi edad para arriba, al menos).

Éste me gusta más: es de Versos tradicionales para cebollitas, un libro de María Elena Walsh que es una recopilación de versos populares como dice el título, que teníamos cuando éramos chicos y compré en una edición actual para Manuel, para que él también lo tenga. Este verso me quedó grabado desde que era pequeña, ¿señalando un camino tal vez? camino que no siempre se puede seguir:

Al cuerpo dale de todo
decía doña Rosario
pero si pide trabajo
dale todo lo contrario.

A disfrutar el día no haciendo lo que nombra!

Fotos maravillosas

Estuve buscando fotos de gotas para el blog y encontré un sitio con unas fotos maravillosas. Son tantas y tan hermosas que prefiero dejarles acá la indicación de cómo llegar a ellas más que ponerlas todas. El sitio se llama www.oskarlewis.com y al entrar en él, a la derecha, hay una casilla de búsqueda (search), escriban ahí "raindrops" y aparecerá un título que dice "rain drop water wet", hacen clic en él y aparece la entrada con las fotos que vi yo, a cuál más bella. Hay muchas fotos de gotas como las que me gustan, de esas gigantes sobre hojas o haciendo splash, y también fotos de gente disfrutando del agua, cosa que me encantó, y para muestra les dejo tres botones: