¡Feliz día!

Felíz día del trabajador para todos los trabajadores, para los que lo son, los que lo fueron antes, los que por siempre llevan de estudiantes para toda la vida el corazón!

Hoy cumplo dos años de haber cambiado de trabajo, muy adecuadamente mi primer día en el empleo actual fue el día del trabajador, o sea que empecé no yendo a trabajar. Ojalá hubiera continuado así!

Dos frases de mi infancia:

El trabajo dignifica.
(todos saben quién fue el sabio, no? quiero decir, los argentinos de mi edad para arriba, al menos).

Éste me gusta más: es de Versos tradicionales para cebollitas, un libro de María Elena Walsh que es una recopilación de versos populares como dice el título, que teníamos cuando éramos chicos y compré en una edición actual para Manuel, para que él también lo tenga. Este verso me quedó grabado desde que era pequeña, ¿señalando un camino tal vez? camino que no siempre se puede seguir:

Al cuerpo dale de todo
decía doña Rosario
pero si pide trabajo
dale todo lo contrario.

A disfrutar el día no haciendo lo que nombra!

No hay comentarios: