Libertad

Me quedé pensando en algo que puse en la respuesta al comentario de mi madre en mi entrada anterior: que acá (en mi blog) soy totalmente libre, que las únicas reglas que hay las impongo yo (no quejarme, hablar de cosas lindas, etc), que es super estimulante por lo fácil que es armar un blog y porque escriba lo que escriba con sólo hacer clic! está disponible para quien pase y lo lea, y eso resuelve tantos problemas de aspirantes a escritores que tienen que lidiar con editoriales o dejar todo en sus cajones... sobre todo me quedé pensando en la LIBERTAD. Cuánto hace que no siento que pueda aplicar esa palabra a algo de mi vida, más bien lo que siento mucha veces es la opresión, la limitación de posibilidades. Y aunque me digo que en el fondo elijo, que siempre elijo, que siempre hay otros caminos aunque a veces no los veamos, a primera vista a veces sólo se ve un encasillamiento. Y de golpe me di cuenta de que acá soy libre, muy libre, totalmente libre; libre en un espacio nuevo para explorar y explorarme, para saber hasta dónde quiero llegar o qué quiero hacer, libre como Nino Bravo (en homenaje a Obnebur). Siento que si nos apropiamos de la libertad que tenemos, sea pequeña o grande, si la encarnamos y la defendemos y la ensanchamos, cada vez sentiremos más libertad en más planos de nuestra vida. Hoy vi la luz, fue uno de esos chispazos mágicos en los que siento que vislumbro una forma de estar en el mundo mucho más plena y sabia, más pacífica y potente. Ya viví así en el pasado pero perdí el hilo, me perdí, hace años, y ahora estoy intentando recuperarme.
Es una sensación física, la recuerdo en el cuerpo: si logro ubicarme en otro plano, las miserias del mundo ya no me influyen, yo estoy permanentemente en contacto con otra cosa, alimentándome. Sé que puedo volver a sentir esto. Creo que este blog y la literatura me ayudan reencontrarme.

4 comentarios:

Boots dijo...

Wow Marina! me emociona mucho esto q posteaste... sabes q a mi me pasa algo similar, desde q abri este blog y comence a volcar cosas de mis adentros comence a sentirme mejor y por ende vinieron cosas muy lindas a mi vida. Siento una libertad increible al exponer lo q yo mas quiero y q quien quiera pueda leerlo y hasta comentarlo! es grandioso! y esas sensaciones q describis, si tal cual, a mi tambien me ayudo y ayuda cada vez a reencontrarme y en cosas q no conocia de mi inclusive. Bien, sigamos con esto q es la mejor terapia q podemos tenes en estos momentos, o no? besos, te quiero!

gotamarina dijo...

gracias Martín! Genial que vos también sientas todo esto! Qué suerte que tenemos, no? A disfrutar!

LA GORDA dijo...

estos blogs ayudan a parar el mundo
te invito al mio:
www.diariolagorda.blogspot.com

gotamarina dijo...

Hola Gorda! Primer comentario de un desconocido en mi blog, o tal vez sos conocida de algún conocido y así llegaste hasta acá, pero como de momento no lo sé, te siento como la primera llegada al azar a mi blog, y me parecer impresionante.
Gracias por tu comentario, me gusta lo de parar el mundo con los blogs, !ojalá! Además con tu comentario me has hecho sentir unida a muchos más que están en la misma que yo aunque ni los conozca, en algo que recién empiezo, que todavía es nuevo para mí y voy explorando y no sé a dónde puede llevar, y que me hayas hermanado a quién sabe cuántos desconocidos me hizo bien, me hizo sentirme acompañada y menos sola. Gracias! Ojalá te haya gustado mi blog, pero si no te gustó, igual gracias por el comentario fortalecedor.
Estuve mirando un poco tu blog (no mucho por cuestiones de tiempo) y me pareció que tenía mucha fuerza, lo único que me pasa es que mi opción vital actual es no quejarme sino mirar lo bueno donde sea que haya algo bueno (por eso este blog), pero cada cual es libre de elegir la estrategia de supervivencia que le venga mejor en cada momento y lugar.
Un abrazo
Marina