A desagobiar


Mi trabajo es estresante de por sí, y porque desde hace un año falta una persona y para suplirla yo debería ser 2, y obviamente no puedo. Además yo me lo tomo muy a pecho... por eso este escape. En vez de agobiarme con todo lo que hay para hacer y que no doy abasto, pienso lo que me gustaría escribir acá.
Cuando pensé esto hace un año, fue así. Me gustaría transmitir imágenes de paz y felicidad, de placidez, para recibirlas yo misma al darlas, y para darlas a los demás, a quien sea que les venga bien.
Trato de pensar imágenes de placidez para contrarrestar el agobio laboral y lo que más surge son imágenes acuáticas: estar dentro del agua, un agua tranquila y cristalina, un agua que nos sostenga y contenga, donde flotamos sin hacer nada... como hacer la plancha en el caribe, con el sol dorándonos por arriba, pececitos amables de colores alrededor nuestro, arena dorada ahí cerca... alguna vez disfruté esto. Está bueno recordarlo.
Alguna vez me propuse transmitir imágenes de placidez y bienestar sin usar ningún sustantivo abstracto. Esto es más difícil, pero ya lo voy a intentar.
Hasta pronto

1 comentario:

Planeta Obnebur dijo...

ojalá que siempre sientas esa agüita tibia y cristalina que te envuelva y te contenga aunque por ahora sea una fantasía; voy a visitar seguido tu blog marino a ver si te puedo acompañar
Feliz año nuevo y felicidades por el blog nuevo