Vespre

Hoy al atardecer salimos a dar una vuelta con Manuel. En la esquina encontramos la luna llena cerca del horizonte, grande y amarilla, y una nube azul muy bonita. Manuel estaba con su bici, de muy buen humor, y el aire primaveral era delicioso, por fin agradable después de una semana de lluvia y frío. Hoy todo anunciaba el buen tiempo, la época de las noches cálidas con vecinos de tertulia en la vereda, compartiendo la noche. Dimos una vuelta por nuestro pueblo tranquilo y silencioso, tan amigable aunque no haya nadie en las calles, con sus sierras cerca y sus casas buenas, la luna acompañándonos, la temperatura ideal para estar afuera, que entré en un momento de paz y serenidad muy reconfortante.

No hay comentarios: