El habitante del buzón


Es una lagartija pequeña, de las que hay mucho por aquí, que parece encontrarse a gusto en el buzón de las cartas de la entrada, y así cada vez que me fijo si hay algo para nosotros la veo escurrirse por entre los costados, alejándose de mi mano. Acá les dicen "dragones", y me hace mucha gracia imaginar que son dragones en miniatura, y en catalán les dicen llangardaix o sargantana, dos nombres que me gustan mucho.

No hay comentarios: