Actualización del jardín

El cerezo se llenó de hojas y cambió sus flores blancas por pelotitas verdes.
El damasco se cubrió de hojas de la cabeza a los pies.
Florecieron los rosales grandes. Primero el de la entrada, con rosas muy abiertas de pétalos que empiezan de un rosa fuerte, casi fucsia, para pasar desflecadamente al blanco. También otro de la entrada con una sola rosa blanca. Después los del fondo, con rosas muy señoriales, erguidas muy rectas, de un rojo tan profundo y terso que parecen de terciopelo.
El rosal trepador del costado está lleno de pimpollos pero ninguno abierto.
Las vides ya tienen brotes verdes por todos lados.
El árbol de la entrada apareció con ramilletes de flores pequeñas, lilas, muy juntas entre sí, como si fueran una sola, me hacen acordar a las hortensias.
El árbol de adelante al costado ya tiene sus flores blancas tan fragantes, como de novia campesina.
La conífera de la esquina tiene brotes nuevos, de un verde muy claro, al final de cada rama.
El níspero está cargado de frutos verdes.
El limonero renacido de la helada de hace dos inviernos tiene hojas por doquier.
El jazmín del fondo ya tiene alguna florcita blanca.
Un poco de calor y las lagartijas salen a pasear muy orondas y apuradas.




Fotos: gentileza Obnebur.

2 comentarios:

Obnebur dijo...

es de lo más hermoso que te haya leido.gracias por hacerme ver todos esos colores y perfumes.Todo tiene mucha luz,

la luz(de tu)interior

gotamarina dijo...

gracias pcnnnsss! gracias por el piropo!