La tierra del fuego

Leí La tierra del fuego, de Sylvia Iparraguirre, y me gustó muchísimo. Lo primero que me llamó la atención cuando descubrí el libro en la casa de una amiga fue su autora, porque la conozco de lejos de mi época de estudiante universitaria (ella era profesora, nunca fui su alumna pero supe de ella por amigos míos).

Cuando leí la contraportada me sedujo la historia: es sobre Jemmy Button, un yámana llevado a Inglaterra por Fitz Roy en el primer viaje del Beagle, a quien intentaron educar, "civilizar", evangelizar, y luego devolvieron a su tierra con la intención de que sirviera de nexo entre Inglaterra y los habitantes del sur.

Y cuando hojée el libro para decidir si lo pedía prestado o no, me atrapó su estilo: ¡está muy bien escrito!

Así que se lo pedí a mi amiga y lo leí en estas vacaciones, y al meterme dentro del libro me pareció un enorme hallazgo el personaje-narrador: hijo de una mujer criolla y de un soldado inglés de las Invasiones Inglesas que se quedó en la tierra que intentó invadir y se afincó en ella de por vida; de su madre aprendió todo por la piel, de su padre aprendió la lengua inglesa, a leer, y el amor por el mar, por la literatura y por Inglaterra. Por lo tanto, al quedar huérfano en medio de la Pampa decide irse al mar y llegar a Inglaterra, gracias a lo cual está en el Beagle cuando los ingleses se encuentran con Jemmy Button.

Me sentí muy identificada con este narrador, por la dualidad que transmite: ama la literatura inglesa, ama los libros, se deslumbra por Inglaterra, pero necesita los espacios libres, el silencio, la austeridad de la pampa y a ellas vuelve. Por esta dualidad logra empatizar totalmente con Jemmy, y presentarlo de la mejor forma en que puede verlo un occidental.

Me gustó muchísimo este personaje porque al leer el libro sentí que así somos los argentinos (bueno, no digo todos, pero muchos): parecemos europeos, podemos vivir entre europeos, podemos integrarnos entre europeos, pero no somos europeos, y siempre tendremos otra visión de las cosas que nos rodean.

1 comentario:

Leicia (alter ego) dijo...

Hola Marina, mandame tu mail!!!

te dejo el mio:
leiciabe@yahoo.es

besote