Baño de sol

De todos los misterios de la existencia humana, como por ejemplo el nacimiento, la muerte, la existencia o inexistencia de dios, el alma, etc, el misterio que siempre me ha consumido más energía es el de las relaciones humanas. Pasan los años y las personas que me rodean no dejan de sorprenderme, y no me sorprenden en sí mismas sino en relación conmigo, por lo que (me) dicen o callan y lo que hacen. Si las relaciones, encima, son a la distancia, la cosa deviene un caleidoscopio: cada hecho minúsculo y en sí mismo insignificante como una cuenta de plástico de color se ve reflejado y multiplicado en mil facetas cambiantes, inasibles y desconcertantes.

En estos días estoy pasando un nuevo momento de malestar y amargura por un malentendido que se dio en paralelo con dos amigos distantes. Por más que intento dejar de pensar en eso y esperar a que pase el tiempo, la historia vuelve una y otra vez a mi mente y me pregunto qué sienten ellos con lo que yo hice o dije, por qué ellos dijeron o callaron o hicieron lo que han hecho, y no le veo sentido a nada, me siento mal y temo que el malestar se instale y la situación ya no se revierta más.

Por suerte salió el Sol y nos fuimos de picnic a la montaña, junto a una fuente donde antaño íbamos seguido a buscar agua. Comimos pan con jamón y queso, y berberechos y calamares de lata con vino tinto, nos tiramos al sol y después subimos y bajamos la ladera por caminos viejos y nuevos. El sol estaba espectacular, la temperatura perfecta para mí: amablemente cálido, abrigaba y no agobiaba, como una cuna gigantesca que nos tuviera en sus brazos meciéndonos sin darnos cuenta. Estuvimos más de cinco horas al sol, y al final de la tarde me sentía limpia, el malestar se había evaporado, ya no había inquietud ni interrogantes sobre mis amigos, como si el Sol me hubiera bañado y me hubiera dejado inmaculada y perfumada como un bebé.

1 comentario:

Obnebur dijo...

hay una canción de Gilberto Gil que se llama "Palco" que en Brasil es como llaman al escenario de un teatro.Dice "subo nesse palco, minha alma cheira a talco como bumbum de bebé"
(bumbum=culito)
fue un día hermoso