Agua viva

En general no hablo acá de los libros que leo, pero en este caso lo voy a hacer. Para mi cumpleaños me regalaron Agua viva de Clarice Lispector y aluciné con el libro. A Clarice la conocía de nombre pero no había leído casi nada de ella, y este libro me partió la cabeza. Consigue transmitir muchas intuiciones mías que consideraba inexpresables en palabras. Ella logra expresarlas porque lo que hace con el lenguaje es extraordinario, lo moldea como un escultor moldea arcilla, lo usa como materia prima para otra cosa, no para el uso cotidiano ni para el uso narrativo, por eso todo el libro me parece poesía. Y me gustaría decir más cosas sobre él, cuando pueda volveré. Ahora me espera La hora de la estrella, también regalo de cumpleaños.

No hay comentarios: