¡Zara goza!

Súbitamente lo que está en el aire cuaja y se arma el viaje. Ya está decidido: los cuatro días no laborables de Semana Santa Manuel y yo nos vamos a Zaragoza, a ver amigos que son familia. Viajar con Manuel es una aplicación práctica de la vieja máxima que recomienda viajar pensando en el trayecto, no en el destino, y así el viaje se organizó tomando en cuenta no sólo horarios y precios sino también la posibilidad de estar en trenes y estaciones. Buen plan: iremos en auto desde nuestro pueblo hasta la capital de provincia, después en tren de cercanías (es decir, de media distancia) desde la capital de provincia hasta la capital de comunidad autónoma, es decir Barcelona, y después en un Talgo desde Barcelona hasta Zaragoza, y a la vuelta el viaje de Zaragoza a Barcelona será ¡en un AVE! (es decir en un tren de Alta Velocidad Española). Desde hace dos días Manuel repite varias veces por día "Estoy muy emocionado por el viaje". ¡Hurra!

No hay comentarios: