Un sabio innato

Tengo un hijo zen. 
Le comenté a Manuel un proyecto en danza, le pregunté si le gustaba y me dijo que sí, que quería que ocurriera lo más pronto posible. 
Y me aclaró: 

"Lo más pronto posible no es apurado. A veces lo más pronto posible es lentamente".