A veces mis sinapsis son tan lentas....

Gracias a que se juntaron con tres minutos de diferencia el descubrimiento de las fotos de Clark Little con el comentario de un reencontrado del feisbuc que publicó uno de mis cuadros favoritos, me di cuenta de que nunca lo publiqué en cuentogotas y se merece un lugar de honor. Aquí está el famoso cuadro de Hokusai con la ola enorme, y su hermoso texto que me acompaña desde los once años gracias a que mi padre nos regaló el pequeño gran libro de Borges y Bioy Casares:

Desde los seis años sentí el impulso de dibujar las formas de las cosas. Hacia los cincuenta expuse un colección de dibujos, pero nada de lo ejecutado antes de los setenta me satisface. Sólo a los setenta y tres años pude intuir, siquiera aproximadamente, la verdadera forma y naturaleza de las aves, peces y plantas. Por consiguiente, a los ochenta años habré hecho grandes progresos; a los noventa habré penetrado la esencia de todas las cosas; a los cien, habré seguramente ascendido a un estado más alto, indescriptible, y si llego a los ciento diez años, todo, cada punto y cada línea, vivirá. Invito a quienes vivirán tanto como yo a verificar si cumplo estas promesas. Escrito a la edad de setenta y cinco años, por mí, antes Hokusai, ahora llamado Huakivo Royi, el viejo enloquecido por el dibujo. (1)
Adele-Revon, Japanische Literatur.
Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares: Cuentos breves y extraordinarios
(1) Hokusai murió a los 89 años de edad.



Pintura: Hokusai

2 comentarios:

Alfredo Pérez dijo...

Marina: sobre esta obra hay un documental, emitido en Argentina por el canal Film and Arts, dentro de una serie llamada "Vida oculta de grandes obras maestras".

El "cuadro" forma parte de una serie de 36 vistas del monte Fuji, que Hokusai tallaba en bloques de madera que vendía a los comerciantes para imprimir (como litografía) sobre papel (Ukiyo-e), que luego ellos vendían en carpetas conteniendo toda la serie, hasta que la madera se desgastaba y los bordes perdían su nitidez, lo que permite ordenar en forma aproximada la edad relativa de las varias copias existentes.

Una característica de la obra es que los remeros y el bote apuntan en dirección opuesta a la esperada y la "ola" es la que forma la marea al subir y estrecharse dentro de la bahía, ya que se conoce el lugar desde donde trabajaba el artista.

Alfredo (alias pa)

gotamarina dijo...

gracias pa! voy a tratar de ver el documental en algún lado. Tengo un libro de laminas con 12 de las 36 vistas del monte Fuji, y la de la ola está en la tapa, lo uso como cuadro en casa. El arte del ukiyo-e me fascina desde que vimos una exposicion en Bs As, yo tenia 17 años o algo así, masomenos. Son obras fascinantes! besotes!!